Basilio
Gustavo Nuñez Gimenez

Candidato a Diputado

Lista 1 ANR

Partido Colorado


Con la bendición de HC Basilio Gustavo Nuñez Gimenez

Antes de entrar en la arena política el colorado, exasesor presidencial y líder del “clan Núñez” vivía en casa de sus padres. La intendencia le generó su primera residencia. Con el Nuevo Rumbo fomentó su prosperidad hasta invertir US$ 1 millón en su astillero.

 

“Bachi”, médico de profesión y hombre de confianza del presidente Horacio Cartes, cumplió su cometido de ingresar a la política para dejar la pobreza. No tenía casa propia, vivía con los padres, y se desplazaba en colectivo, cuando probó suerte en la política a través del Partido Colorado. Comenzó como presidente de seccional, luego fue concejal municipal de esta ciudad y después intendente en el 2010.

 

La jefatura municipal le rindió para construirse su primera coqueta residencia al lado de la casa de sus padres. Al dejar la intendencia, Bachi calzó con el proyecto del Nuevo Rumbo y se convirtió en uno de los testimonios que reivindica la bandera del Gobierno de Cartes del combate a la pobreza.

 

Una estancia modelo en Río Verde, con piscina, áreas deportivas, un moderno quincho y casa de descanso, muestra la envidiable prosperidad del asesor. Se le conoce también otra imponente casa de estilo colonial en las inmediaciones del río Paraguay lindante a su astillero y una flota de lujosos vehículos.

 

Apenas se instaló el Gobierno del Nuevo Rumbo, Bachi además empezó a elevar un astillero a orillas del río Paraguay, en una zona de amortiguamiento del proyecto embarcadero de la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur). Al ser descubierto por investigaciones de nuestro diario, Bachi blanqueó su inversión y constituyó la sociedad Astillero Villa Hayes SA en octubre del 2015.

 

El capital social de la firma es de G. 10.000 millones, cerca de US$ 2 millones. Ya se integraron G. 5.000 millones, casi US$ 1 millón, según los registros de la sociedad. Llama la atención su inversión considerando que todo lo percibido como sueldo de asesor presidencial al momento de arrancar la obra fue de G. 48,5 millones.

 

En el 2014 y 2015 cuando la obra iba viento en popa, el ingreso de Bachi llegó a G. 443,4 millones. Es decir, solo en el astillero su inversión fue 10 veces mayor de lo que percibió en tres años.